lun

29

oct

2012

Reflexiones sobre el amor con Erich Fromm

Erich Fromm, Psicoanalista y pensador alemán.
Erich Fromm, Psicoanalista y pensador alemán.

'El amor es un acto de voluntad y de interés por el ser amado. Es un acto de confianza que puede marchitarse si no se cultiva y por eso precisamente hay que cuidarlo'.

 

Son palabras de Erich Frommun destacado psicólogo social y filósofo humanista de origen judeoalemán: un hombre que pasó gran parte de su vida pensando, observando y estudiando los comportamientos de las personas, cuyos intereses giran casi siempre en torno a la búsqueda de su propia felicidad

 

Según Fromm, el ser humano tiene una existencia separada: por un lado, es un ser  único e irrepetible, pero al mismo tiempo no puede vivir en soledad y por tanto hará cualquier cosa que esté a su alcance, para permanecer inserto y fusionado en esa masa social que le rodea y le empuja hacia intereses que son superfluos y vacíos. Intereses que le encandilan hasta cegarlo por completo: el dinero, la fama, la belleza, el éxito.

 

Nuestra sociedad enaltece a los triunfadores, a los ganadores y a los que gozan de poseer cierto atractivo físico;  se premia 'el tener de las personas' olvidando por completo el valor más íntimo y complejo de su personalidad, 'el ser en cuestión'.

 

Si bien es cierto que la belleza externa de una persona no tiene por qué estar enfrentada con su belleza interna, también es verdad que nuestra sociedad da una mayor importancia al aspecto externo de sus individuos, sobrevalora la apariencia en detrimento del aspecto interno de los mismos:nos gusta primero una persona por sus atributos físicos antes  de que podamos comprobar qué atributos tiene en su interior.

 

Una de las causas podría ser, que para apreciar lo exterior de alguien se necesita cuestión de segundos, mientras que para profundizar en sus aspectos más internos, se requiere de un tiempo indeterminado. Un tiempo que a menudo, no estamos dispuestos a ofrecer porque lo empleamos en  distraernos, en divertirnos, en pasar el rato. En la mayoría de los casos las personas no reservan un espacio para la reflexión ni para la contemplación.

 

Usamos cada vez menos nuestras habilidades psíquicas y emotivas; y como nadie nos enseña a amar, confundimos el amor verdadero con rutinas prefabricadas que imitan el sentimiento del amor, pero nunca llegan a igualarlo. Amamos con pasión, con locura, con celos con posesión; pero pocas veces amamos con humildad, generosidad y desinterés. 


Amar es dar; sin que se malentienda con caracter mercantil: no es dar para recibir, sino que dar significa sacrificar. Dar tiene que ver con el aspecto humano: ofrecer  al otro nuestra alegría, tristeza, entusiasmo, ánimo, respeto y conocimiento. No amar a cambio de, sino simplemente amar sin un anhelo intermedio.

 

Y aquí reside la dificultad: el amor verdadero se extingue entre nosotros cada vez que olvidamos buscar en el interior de aquellos que nos rodean, y nos limitamos a valorar sólo su envoltorio superficial. 

 

Destaco la reflexión de Fromm: Amar es una experiencia que exige disciplina, voluntad, paciencia y constancia. Estar presente en el ahora intentando no pensar en lo que sigue. Evitar la envidia, la soberbia y el querer que los demás estén alabando tus actos. 

 

 No es tan sencillo, pero tampoco es imposible.

 

¿Cuántos de nosotros haremos algo al respecto? ¿Cuántos de nosotros al menos pensaremos en ello?

 

 

EstudiantesUMA

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1

  • #1

    Juicer Reviews (jueves, 18 abril 2013 10:56)

    This is an excellent blog post! Thank you for sharing with us!

  • loading

Contacto

 

Email: periodismouma@hotmail.es